Cajas Vibert : una solución para todo: la trucha, el salmón, el almacenamiento, el pescado, federaciones de pesca, asociaciones de pesca, FPPMA, AAPPMA....
Acceuil L'invention : la boite Vibert L'inventeur : Richard Vibert Archives - Presses - Médias COFA : notre distributeur Nous contacter

CAJAS VIBERT BIODEGRADABLE
PARA REPOBLIACIONES CON TRUCHAS Y SALMONES

Es en los Estados Unidos y en Canada que han sido obtenidos después de 1920, interesantísimos resultados en lo que respecta a las repoblaciones con truchas y salmones mediante enterramiento de huevos embrionados en los lechos de grava de los ríos. Eso gracias a la “Caja Harrison” que fue utilizada en gran escala en la Costa Del Pacifico, en particular por el Dr Foerster para los salmones, dando resultado por lo menos similares a los de la reproducción natural y a los de la diseminación de alevines. El mayor inconveniente de ese procedimiento era el tamaño de la caja que se requieran cuatro hombres para cagarla de grava y de huevos y para colocarla.

boite Vibert Biodégradable
(Haga clic para agrandar y hacer zoom)


Conservado el principio de la “Caja Harrison”, el Dr Vibert elaboro en 1949 un método perfeccionado de repoblación con huevos embrionados. Ese método consiste en enterrar en los lechos de grava, del género que conviene al desove de truchas y salmones, pequeñas cajas llamadas “Cajas Vibert” que están ahora biodegradable. Esas cajas pueden contener 1000 huevos de truchas de tamaño normal. Las perforaciones que presentan los seis lados permiten que el agua que penetra aporte a los huevos el oxigeno que les es indispensable. Además permiten que los alevines salgan por si mismos de la caja y continúen su desarrollo bajo las gravas, en las condiciones naturales que proporcionan a los alvines salvajes su robustez.

Actualmente en 2009, mas de 1 500 000 “Cajas Vibert” han sido vendidas en Francia y en el extranjero. Otros modelos han sidoconcebidos, en partículas la “Whitlock Vibert Box” en los Estados Unidos. La más sencilla continúa siendo la “Caja Vibert” original que cuenta en su historial, entre otros resultados, con un hecho destacado: hacer recreado el stock de salmones del rio Rheidol en Gran Bretaña.

 

PRINCIPALES VENTAJAS DE LA « CAJAS VIBERT»

1. Su ligero peso (51 gramos) facilita el trasnporte y la colocación.

2. Cada zona de grava favorable al desarrollo de los alevines aun a gran altura, puede de esa manera ser poblada o repoblada, aunque no exista ninguna piscicultura en las inmediaciones

3. El sistema es uno de los más baratos y puede así formar parte de cualquier programa de repoblación, del mas limitado al mas amplio, a condición de que sea utilizado correctamente.

4. Estando protegidos por las cajas, totalmente llenas, que no tienen necesidad de ser abiertas una vez cerradas, los huevos corren el mínimo de riesgo de ser estropeados por las manipulaciones.

5. Los alevines provenientes de las “Cajas Vibert” son más pesados, más vigorosos y más robusto que los criados artificialmente y data su aclimatación desde su nacimiento a su medio natural, su esperanza de vida hasta alcanzar el estado adulto aumenta.

6. El medio ambiente es totalmente respectados ya que las “Cajas Vibert” son biodegradable. Su proceso empieza desprese de su sumersiones el agua según la temperatura.

 

UTILISACION DE LAS «CAJAS VIBERT»

Los utilizadores pueden proveer ellos mismos sus cajas de huevo embrionados de calidad comprados a un piscicultor de Buena reputación. Sin embargo, lo más simple es compararle a ese piscicultor cajas provistas y listas para ser colocadas, que le serán entregadas con un embalaje isotermo dotado de una provisión de hielo. Al ser recibidas en cada caja deben haber muy pocos huevos muertos, identificables gracias a su color blanco. Si las condiciones locales no permiten que sean colocadas rápidamente, es necesario ponerlas en reserva al abrigo de la luz, hacer una pila mantenerlas a baja temperatura pero por encima de 0°C. La atmosfera debe ser muy húmeda. Prácticamente hay que recubrir con espuma húmeda el stock de cajas y mantenerles encima a provisión de hielo cuya agua de fusión se escurrirá por entre caja y huevos conservándoles una atmosfera fría y húmeda. Durante el transporte hacia el rio, en los cestos de pesca por ejemplo, hay que ponerles una vez mas, un poco de espuma húmeda y en caso de necesidad de hielo, para mantener los huevos en la mayor húmeda posible, al abrigo del sol e igualmente de los vientos fríos que podrían helarlos.

En el rio como sitio de inmersión hay que escoger uno donde el agua este clara, con bastante corriente (unos 30 cm por secundo) que posea entre 15 y 40 cm de profundidad. El fondo debe ser constituido esencialmente de gravas cuyo tamaño vaya de una avellana a un huevo de gallina y no poseer sino una escasa proporción de elementos finos: arena y lodo. En los puntos escogidos es necesario meterse en el agua, cavar después en el lecho de grava un hueco de 15 a 30 cm de profundidad. En seguida se deja que la corriente de agua limpie lo más posible las gravas extraídas. Después se introducen algunas y limpias gravas hasta formar una capa de unos cuantos cm y se coloca encima una “Caja Vibert” que hay que recubrir de gravas limpias hasta alcanzar el nivel del fondo del rio en ese lugar (figura 1).

boite Vibert - figure 1(1)


Para facilitar un control posterior de los resultados, algunas cajas indicadoras serán señaladas por medio de dos o tres guijarros en el rio y en la orilla por medio de marcas que formen dos líneas que converjas en el punto de inmersión.
En un rio de poca corriente también se pueden obtener buenos resultados sis se coloca la “Caja Vibert” en un montículo de grava situado al lado, aguas arriba, de una capa de vegetales entre los cuales los alevines podrán encontrar abrigo y sustento apenas salidos de las gravas (Figura 2)

boite Vibert - figure 2(2)


El principio del montón de grava puede igualmente ser utilizado cuando existe algún riesgo de enarenamiento o de enlodamiento. Si la corriente es lo bastante fuerte como para desplazar, mucho o poco, el montón de grava, se le puede consolidar colocando las gravas en un cestón o en cualquier otro contenedor del mismo genero (Figura 3)

boite Vibert - figure 3(3)


Cuando el riesgo de enarenamiento o de enlodamiento es muy grande, hay que abandonar todo proyecto de repoblación con huevos y proceder a la diseminación de truchas pequeñitas o de tamaño reglamentario.

 

OBSERVACIONES GENERALES

Tener siempre presente que una colocación correcta exige una minuciosa escogencia previa de los sitios de enterramiento de las cajas provistas de huevos, sitios bien señalados sobre el terreno y de los que hay que elaborar una lista y una mapa, trabajo que puede ser efectuado a lo largo del ano.

Respectar siempre más condiciones esenciales siguientes:

(A) Existencia de una corriente de agua fresca entre las gravas
(B)Cajas bien llenas para que los huevo no mueven bajo el efecto del corriente.
(C) Cajas bien cubiertas para que estén en la más complete obscuridad.
(D)Evitar el enlodamiento y el enarenamiento.

 

CONTROL DE LOS RESULTADOS

Un señalamiento apropiado de los puntos de enterramiento de las cajas indicadoras permitirá, mediante un control de estas últimas, conocer los resultados de una operación de repoblación e identificar posteriormente las características de los sitios de enterramiento que proporcionan los mejores resultados. Ese control puede ser hecho entre la cuarta y la decima semana después de la inmersión de las cajas según la temperatura del agua. Si se desea conocer la presencia y la dispersión de los alevines, la visión puede ser mejorda utilizando una pequeña caja o un balde cuyo fundo haya sido remplazado por una placa de vidrio (Figure 4).

boite Vibert - figure 4(4)

Esas cajas concebidas por el Dr Richard Vibert, son distribuidos por la COFA.

optimisé pour iPhone
optimisation iPhone et Firefox
optimisé pour Firefox